Locura o Realidad

-""Y cuando volvió a casa, la persona que había dejado allí... ya no era la misma...
Salió de su casa dispuesto a empezar un nuevo día con mucho ánimo, pero antes se había despedido de su mujer...
Su bella mujer, tranquila y de aspecto sereno, de maneras suaves y de cariño contenido que derramaba de a pocos.
Pero al volver a casa, se encontró con su bella mujer, completamente cambiada... ¿Qué había pasado en ese corto intervalo de tiempo? ¿Qué le había impulsado a hacer lo que hizo, a convertirse en otra persona completamente diferente? Seguramente había sido el café de la mañana, ella siempre decía que el café la trastocaba, la ponía excéntrica, y seguramente eso era lo que había sido...

Se había vuelto loca? Sin embargo ya no era posible echar atrás, ya era una realidad...

Su aspecto no era el mismo, había desaparecido su larga melena, sus ondas naturales, había desaparecido aquella imagen tan madura que enmarcaba su rostro... Ahora un atisbo de niñez asoma en su mirada, parece que una máquina del tiempo la había secuestrado en su ausencia y la había trasladado a sus 16 años...

Y aunque parezca mentira, en cierto modo le gustaba su nuevo aspecto, su recortado cabello, negro como la noche más oscura, y que con acierto había potenciado las pocas ondas que le quedaban y su pelo parecía alocado, descontrolado, energizado... "Ayyy dios que me devuelvan a mi mujer!!"

Ella contenta, por el cambio de imagen, el que parece un preludio de una nueva era, le sugestionaba a tener nuevos cambios en su vida. No muy acostumbrada a los cambios y reticente a dar ese paso, se mostró con ganas y avanzó en su decisión...

"¡¡Recórtame las puntas!!" le dijo a la peluquera, pero una vez que empezó, pensó en lo que tiempo atrás pululaba en su cabeza... "Y si me cortase el pelo al estilo chico?"

Cansada de tener el pelo más largo que un día sin pan, se lo comunicó a la peluquera... "córtame un poco más, algo que me quede bien a mis facciones, en tus manos lo dejo..."

Y así fue como en un sin pensar, se encontró con el pelo "recortito", dándole un aspecto completamente diferente, juvenil... La peluquera le sugirió que lo podía llevar "despeinadito", y ella ni corta ni perezosa, innovó con lo que tenía por casa...

Un poco de espuma por aquí, un poco de difusor por allá y su pelo se volvió loco, rizos afloraron donde el liso antes estaba, y una nueva apariencia cobraba vida...

locura-realidad-resiliencia-autovaloración-autoestima
Feli

Una sonrisa afloraba de entre sus labios, se encontraba bien con su nueva imagen, y a pesar del cambio a él le gustó su nuevo aspecto, contento con su nuevo look...

Un nuevo aspecto, una nueva época, un nuevo devenir que espera que le traiga cosas muy buenas...""-

Ayer escuché una cita muy interesante, que es la siguiente:
"Para hacer una buena tortilla, indudablemente hay que romper algunos huevos"
Y creo que se puede atribuir a cualquier aspecto de nuestra vida, para hacer algunas cosas, hay que romper con lo que ya conocemos y construir nuevos caminos.
Y tu que piensas??

Si te ha gustado, valóralo, no cuesta nada,
 y si te ha encantado, compártelo, puede ser que a otros también les guste.


Gracias por estar aquí, nos vemos en la siguiente. ;)

También puedes leer este post recomendado: Tu Eres Lo Más Importante

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi Padre no es simplemente un Padre

A la luz de una vela

El tropiezo de un Ángel