Se me Olvidó...


Se me olvidó que yo era alguien importante en mi vida… se me olvidó y casi perdí la alegría, se me olvidó contar con ese ser que al despertar me saluda en el espejo cada mañana, se me olvidó olvidar que las cosas malas son porque siempre algo bueno está por llegar…

Se me olvidaron tantas cosas por el camino que quizás algunas las olvidé para siempre... ciertamente... se han perdido en el recuerdo, en el transcurso de los años, el ir y devenir de la vida, en tantas y tantas emociones juntas que se dispersaron en las heridas... 



Esas heridas que cicatrizaron y se convirtireron en piedras para mi propio camino, un camino que he ido construyendo paulatinamente y sin descanso... nuevas heridas, nuevas piedras...

Sábes lo bueno de todo esto? Al final de la vida, con todas esas piedras, habré construido un montón de caminos, un montón de refugios, un montón de lugares nuevos, mejores, preciosos...

Se me olvidó esa palabra llamada "odio" que enegrece el alma, y recordé una palabra muy buena que me calmaba los sin sabores... Perdon-é a todos y cada uno de aquellos que por su ignorancia, causaron mal, ya que por ignorancia emiten juicios, y acciones, que pueden hacer un daño reversible.

Y... vaya! Se me ha vuelto a olvidar lo que iba a decir, pero no pasa nada, si sigues por aquí, pronto encontrarás alguna nota más de mi alma plasmada en un post.

Gracias por haberme escuchado, nos vemos pronto...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tu Eres Lo Más Importante

Mi Padre no es simplemente un Padre

A la luz de una vela