La Navidad y sus colores

La Navidad y sus colores, principalmente para mi la Navidad y las fechas que le siguen no son mayormente de mi agrado, pienso que estas fechas para lo único que sirven es para fomentar el consumismo entre la gente, nos dedicamos a comprar regalos indiscriminadamente porque la costumbre lo requiere ,.. malditas costumbres ... Soy de las que piensan que tenemos 365 días maravillosos para regalar lo que nos apetezca y no precisamente tiene que ser en Navidad...
Como escuché en la radio me decanto por definirme una Grinch , no me gusta la Navidad...
De pequeños la Navidad representa época de vacaciones y encima con una ristra de regalos, pero de mayores y con la inocencia perdida para mi no representa gran cosa de ahí que no me guste la Navidad .
Yo prefiero una larga lista de momentos felices que llenar los rincones de mi vida con cosas inservibles o con infinidad de regalos que quizás utilice una vez a las mil , y pensando en toda esa pobre gente, tanto en mi país como en otros países donde no tienen que llevarse un trozo de pan a la boca me parece mucho más hipócrita esta fecha de Navidad .


Así que en Navidad yo no quiero regalos, quiero momentos que algún día recordar, quiero tiempo para mí, tiempo que no recuerdo tener, para volver a conectar con mi ser, tiempo para pensar y no programar cada momento de mi existencia, tiempo sin cosas que hacer por obligación si no por devoción, tiempo al fin y al cabo para sentir el sol en mi cara sin pensar que minutos después tengo que hacer mil y un millón de cosas, visitar a los amigos y a la familia...
Pasar horas escuchando música, cantar, bailar sin pensar en lo que los demás puedan pensar...
Dibujar mi versión de la vida, plasmar los sentimientos en un boceto...
Escribir mi libro, aparcado por tantas cosas importantes que hacer primero...
Descansar... la mente y el cuerpo... eso es lo que quiero para Navidad...


Pero la triste realidad es... que no lo tendré...

Tendré mil y un millón de cosas que hacer, compromisos, trabajo ( que me encanta), y tiempo invertido en el progresar, en el poder llenar la nevera y pagar las facturas... en definitiva tener una vida mejor...

Así que tendré que dejar mi auto regalo de Navidad para esos días que se llaman de "jubilación" para hacer lo que supuéstamente debiera haber hecho cuando realmente lo necesitaba.
Esa supuesta jubilación que al paso que va la vida creo que nunca vaya a existir...


Pero aun así, os deseo una Feliz Navidad a todos, y que disfrutéis éstos días como mejor podáis, y como mejor sepáis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi Padre no es simplemente un Padre

La Vida ese Hermoso Regalo