El silencio encoge el alma...

El silencio encoge el alma... si, y aunque parezca que no, el mantenerse callado, el no expresar con total libertad lo que uno piensa sin temor al qué dirán... encoge el alma.

En muchas ocasiones me asalta a la memoria esa famosa frase que reza así: " Se dueño de tu silencio, y esclavo de tus palabras"... Cuántos de nosotros hubiéramos gritado al mundo un par de palabras, o hubiésemos dicho al que nos incomoda la vida cuatro verdades, sin embargo, nos sumimos en un prudente silencio, que al buen entendedor pocas palabras bastan.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi Padre no es simplemente un Padre

La Vida ese Hermoso Regalo

Tu Eres Lo Más Importante